Los hongos en las uñas (Onicomicosis)

      Retomamos esta entrada de nuestra antigua web. Vista la actualidad y alta prevalencia de esta patología la consideramos de vital importancia y que vemos con muchísima frecuencia cada vez que uno de nuestros pacientes acude a la consulta de su podólogo en Málaga.

        Onicomicosis es el término que utilizamos de manera general para denominar a todas las infecciones por hongos de la uña con independencia del agente que la cause.
Las onicomicosis fundamentalmente están causadas por tres grupos de hongos:

  1. Dermatofitos
  2. Levaduras
  3. Mohos no dermatofíticos

      Entre los factores predisponentes podemos hablar de aquellos que son intrínsecos a la propia persona o aquellos que se deben a factores externos. Entre los primeros, también denominados endógenos, podemos encontrar alteraciones metabólicas, inmunitarias y vasculares. Para el segundo grupo, que son los que denominamos factores exógenos, podemos encontrar traumatismos de repetición, factores biomecánicos tales como pies pronados (volcados), hábitos de caminar descalzos por zonas de riesgo y alteraciones de la transpiración de la piel asociadas al calzado cerrado.
Clínicamente puede presentar muchas manifestaciones distintas, si bien el diagnóstico correcto se debe llevar a cabo mediante pruebas de laboratorio. Entre las manifestaciones clínicas que nos orientan, podemos encontrar:

  1. Cambio en el color de la lámina ungueal
  2. Engrosamiento e irregularidad en la superficie ungueal
  3. Aspecto quebradizo que puede ir acompañado de onicolisis (oquedades en la uña así como estar despegada del lecho)
  4. Presencia de hiperqueratosis en el lecho y / o en el hiponiquio
  5. Presencia de detritus subungueal
  6. Focos hemorrágicos en astillas
  7. Mal olor
  8. Perionixis

DIAGNÓSTICO:
Las principales pruebas de laboratorio para llegar al diagnóstico de onicomicosis son la KOH y el cultivo micológico. El examen directo con KOH consiste en la toma de muestras su incubación con hidróxido potásico al 20-40% y su posterior visualización en el microscopio, lo que permite observar la existencia de hifas septadas (dermatofitosis), formas levaduriformes o pseudohifas (candidiasis) que son suficientes para confirmar el diagnóstico. El cultivo resulta imprescindible para confirmar el diagnóstico y la identificación del hongo causal, pero presenta el inconveniente del gran número de resultados falsos negativos.
El cultivo consiste en aplicar medios apropiados como el glucosado de Sabouraud y el agar-urea, donde las características de las colonias aisladas, tanto en su morfología, color y su examen microscópico permite la determinación del agente etiológico.
Del 40 al 60 % de las sospechas clínicas se tiene exámen positivo al microscopio y sólo la mitad de estos casos resultan positivos al realizarles un cultivo.
Si el paciente ya ha sido tratado anteriormente, deberemos esperar un tiempo después de la supresión del tratamiento antes de la recogida de muestras para su análisis. El tiempo medio de reposo será de 15 días si se ha aplicado un tratamiento en forma de cremas, 1 mes para las lacas y barnices, y de hasta 3 meses para los antifúngicos sistémicos.

TIPOS DE ONICOMICOSIS:
La infección por hongos en la uña puede presentarse bajo distintas formas:

  1. Onicomicosis subungueal distal y lateral (OMSDL)
  2. Onicomicosis subungueal proximal (OMSP)
  3. Onicomicosis blanca superficial (OMBS)
  4. Onicomicosis distrófica total (OMDT)
  5. Onicomicosis por Candida (OMC)

 

TRATAMIENTOS:
Existes distintos tipos de tratamiento, que pueden considerarse de manera individualizada (monoterapia) o en terapia combinadas.

  • Tratamientos tópicos para los hongos:

Consisten en la aplicación de lacas y/o barnices de uñas con distinta frecuencia en base al medicamento utilizado. Su eficacia ronda el 30%, pero los pobres resultados de este tipo de tratamientos se deben a su utilización en casos mal diagnosticos y al mal cumplimiento terapeútico por parte del paciente. La frecuencia de aplicación oscila desde los de aplicación diaria hasta los tratamientos semanales en base al grupo al que pertenezcan, así como puede variar la preparación de la uña en el periodo de aplicación del tratamiento. El gran inconveniente que presentan es la larga duración de este tipo de tratamientos, que normalmente supera los 6 meses, cosa que lleva al abandono del mismo por parte de los pacientes.

  • Tratamientos sistémicos vía oral para los hongos:

Otra de las alternativas terapéuticas consiste en la toma de medicación vía oral. En el caso de infecciones en las uñas de los pies, suelen durar aproximadamente 3-4 meses y si bien se obtienen muy buenos resultados, resultan bastante dañinos para el hígado.

  • Tratamientos láser para los hongos:

De incorporación reciente en España y más experimentados en los Estados Unidos, están siendo una herramienta revolucionaria en este sector. Podemos hablar de una tasa de eficacia comprendida entre el 70 y el 98%, si bien hablamos de las estadísticas americanas, ya que en España no se han publicado estudios de suficiente rigor científico al día de la fecha. Preferimos hablar de un 30 % de casos no resueltos, aunque lo sorprendente de esta terapia es que mediante la utilización de un haz de luz láser con una longitud de onda determinada, conseguimos eliminar el agente patógeno mediante un proceso de termólisis selectiva con sólo 3 aplicaciones. En algunos casos puede ser necesario recurrir a un mayor número de sesiones, en base a cada caso concreto. Este tipo de tratamientos requieren esperar un periodo mínimo de entre 6 y 12 meses para dar tiempo a que la lámina ungueal sana crezca y poder repetir el cultivo micológico y confirmar así la erradicación de la infección.
Al aplicar el láser conseguimos eliminar el hongo, pero no actúa como agente inmunizante frente a recidivas, por lo que debemos tener espacial cuidado de no reinfectarnos.

No dejes de ver estos videos, donde explicamos algo más sobre los tratamientos láser para los hongos:

Video sobre lo que debes saber de los tratamientos láser para los hongos.

Video sobre el modo de aplicación de los tratamientos láser.
Si después de leernos aún te quedan dudas por resolver, sólo tienes que llamar al teléfono 952313752 en horario comercial o utilizar nuestro formulario de contacto y estaremos encantados de orientarte sin compromiso por tu parte.

 

<hr>¡Lo bueno se comparte! Gracias Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email