Semana Santa, ¿Cómo cuidar tu pies? Consejos de tu Podólogo Málaga

Llegó la Semana Santa y un año más en nuestra Clínica del Pie en Málaga nos hemos propuesto que puedas disfrutar sin que estos días tus pies hagan vivir un calvario.
Por eso tu podólogo en Málaga te hace unas recomendaciones a tener muy en cuenta para que aproveches al máximo estos días de relax.


Aquí puedes ver las recomendaciones en video, o si lo prefieres puedes seguir leyendo esta entrada.

Con carácter previo:

• Visita a tu podólogo para que revise tus pies los prepare y te aconseje sobre los mejores cuidados de manera específica a tu caso.
• Corta las uñas de los pies lo más recto “posible” al menos 5 días antes de empezar la Semana Santa. Recuerda que la mejor opción es limar los bordes para evitar que queden aristas que favorezcan que se encarnen.
• Realiza una higiene minuciosa utilizando un jabón con pH neutro o ligeramente ácido, haciendo especial hincapié en los espacios interdigitales (entre medio de los dedos), que luego deberán ser secados con una toalla específica para tu pies o aplicando aire.
• Hidrata tu piel con una crema que contenga urea en porcentajes adecuados a tu tipo de piel con regularidad.
• Elimina todas las callosidades y durezas que puedas presentar con al menos 5 días de antelación.
• Utiliza calcetines de fibras naturales (lana, lino, algodón…) y que no tengan costuras, así tu pie tendrá una mejor transpiración y evitarás rozaduras producidas por las costuras.
• Protege del roce aquellas zonas que ya conoces que pueden ser fuente de molestias.
• El uso de callicidas en apósitos (parches) y/o cremas está totalmente desaconsejado, salvo prescripción por parte de tu podólogo.

Durante las procesiones:

• Si mantienes posturas estáticas durante mucho tiempo debes alternar la pierna de apoyo para evitar molestias lumbares.
• Realiza estiramientos de manera periódica.
• Si te aparecen molestias, debes parar para valorarla y decidir la conveniencia o no de continuar.

mantilla

Al llegar a casa:

• Revisa minuciosamente tus pies en busca de rojeces, rozaduras, cortes o cualquier otro tipo de lesiones.
• Realiza una higiene minuciosa como hemos comentado anteriormente.
• Si tienes los pies muy hinchados, debes elevarlos para favorecer el retorno venoso y realizar pediluvios (introducir el pie en agua) con agua fría o bien realizar baños de contraste (frío-calor) para reactivar el retorno circulatorio.
• Hidratar nuevamente la piel, aplicando la crema con masajes concéntricos cada vez de mayor tamaño, así como en sentido ascendente (en contra de la gravedad).
• Si presentas alguna ampolla, la recomendación de que la drenes y retires la piel vendrá fundamentada por el tamaño de la misma, luego es recomendable que la valore tu podólogo para asesorarte. Mientras tanto puedes aplicar un antiséptico y taparla con una gasa.

Penitentes descalzos:

• Normalmente no está indicado realizar un desfile procesional sin ningún tipo de calzado, pero si has decidido hacerlo así debes tener especial precaución con los cortes y pisotones.
• Prepara tu piel con suficiente antelación, para ello puedes salir a caminar descalzo de manera progresiva por superficies irregulares y distintos terrenos para estimular la propiocepción, fortalecer la musculatura y “curtir” la piel.
• También puedes utilizar preparados especiales para “curtir” y endurecer la piel de manera específica, nosotros en estos casos recomendamos la loción Tano de laboratorios Akileine. (http://www.akileine.es/es/productos/cuidados-deporte/tano-locion-curtidora-para-pies-16 ).
• Realiza una inspección minuciosa al llegar a casa en busca de posibles lesiones.
• Aplicar en los pies un antiséptico (Clorhexidina excepto si existe contraindicación) y dejarlo actuar el tiempo suficiente.
• Hidratar la piel como se ha explicado anteriormente.

cofrades-kHpE-U213238929938m9B-575x323@El Correo

El calzado de caballero:

• A la hora de elegir un calzado para estas situaciones debemos tener en cuenta:
• Comprarlo por la tarde, y con suficiente antelación para que nos de tiempo a usarlo y conocer los posibles roces y molestias que nos pueda ocasionar.
• La suela debe ser de goma, de grosor suficiente para que absorba los impactos al caminar y nos proteja de las irregularidades del terreno.
• La altura del tacón no debe ser excesiva, y en estos casos debe rondar en torno a los 2 cm.
• Debemos tener suficiente espacio para que no oprima el pie, especialmente en la zona de los dedos.
• Fabricado en materiales nobles, como la piel, y que sea muy flexible para evitar los roces.
• Mejor si es acordonado, para poder aflojarlo un poco a medida que se nos hinchen los pies.
• Si lo hemos comprado los últimos días y no nos ha dado tiempo a adaptarlo, podemos recurrir a hidratar con crema la piel del calzado por la cara interior para que se vuelva más flexible y minimizar las molestias.

calzado_semana_Santa_mantilla_podologo-malaga

El calzado de mujer:

• Comprarlo siguiendo las mismas pautas que para los hombres.
• La altura máxima del tacón no debe superar los 4-5 cm.
• Intentar que el tacón tenga la base lo más ancha posible.
• Con espacio suficiente en los dedos para que no oprima.
• Suela ligeramente acolchada a nivel de las cabezas metatarsales.

Espero que te haya servido la lectura de esta entrada, pero si ocurre alguna duda o consejo que no hayamos dado, no dudes en escribir a tu podólogo en Málaga.

<hr>¡Lo bueno se comparte! Gracias Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email